La indignación me llega al tuétano escribiendo estas palabras un lunes 28 de marzo, llevo más de una semana esperando que los medios hablen de este tema. Ya he esperado suficiente, he terminado cuando me han notificado que una mujer ha dado a luz sobre el barro en el campamento de Idomeni y que, por una manifestación, se prohíbe la entrada de ayuda humanitaria. El día 20 de marzo, durante las primeras catorce horas del primer día de la ejecución del “Pacto de la vergüenza” cuatro personas han muerto en el Egeo, entre ellas dos niñas. Se han vaciado campos de refugiados en Lesbos y en la frontera con Macedonia la policía ha golpeado a los migrantes y les han robado sus enseres.

Oxfam Intermón ya advirtió que el acuerdo de la UE – Turquía significaba un mercadeo de personas a cambio de concesiones políticas, cumpliendo con la ley internacional y de la UE pero violando su espíritu. Oxfam exijía a la UE que cumpliera la protección de los derechos humanos. Mientras que el Presidente en funciones de España, Mariano Rajoy, aseguraba el pasado 18 de marzo que se había logrado un acuerdo razonable, conforme a la legalidad y que responde de forma eficaz al drama de los refugiados. Acuerdo que, a su parecer, respeta la resolución del Parlamento español, que él comparte y que consta en aceptar por vías legales a un refugiado sirio por cada uno que sea devuelto. Devoluciones que podrían iniciarse a principios de abril, aunque hasta ACNUR duda que puedan cumplirse estos plazos tras el fracaso en el proceso de reubicación. Además, todo migrante que llegue de Turquía a las islas griegas será devuelto al país turco.

La decisión de la UE de cerrar la “ruta de los Balcanes” (Siria-Turquía-Grecia-Macedonia o Bulgaria-Serbia-Croacia-Eslovenia) sobre los derechos de las personas sólo devuelve la responsabilidad a países como Turquía que ya acoge a más de 2,5 millones de refugiados. De este país la directora adjunta de Amnistía Internacional, Eva Suárez, dice: «Ha demostrado ya muchas veces que no es seguro y va a hacer muy difícil que los refugiados puedan ejercer el derecho de asilo de una forma justa». El primer ministro turco ha descrito que su objetivo es «desincentivar la inmigración ilegal y evitar la actividad de las mafias. También es un objetivo humanitario, no queremos ver más mujeres y niños muriendo en nuestros mares». Pero al cerrar una frontera, la gente intentará cruzar por otras partes, buscará salidas más peligrosas: Libia, Líbano, Chipre, Marruecos, Argelia. Es difícil blindar un continente. Las mafias se enriquecen con el tráfico y la trata, ya están ofreciendo viajes a Italia desde Albania. Distintas ONGs piden que se establezcan rutas seguras y legales, y se garantice la protección y asistencia digna de los migrantes.

La UE aprobó el 23 de septiembre un plan de acciones prioritarias para responder a la crisis humanitaria de refugiados, se basaba en medidas a medio y largo plazo, reubicación de solicitantes desde Italia y Grecia, y otras medidas prácticas para estabilizar la situación.

Serbia, Eslovenia, Croacia y Grecia solicitaron ayuda (mantas, chubasqueros, ambulancias, tiendas de campaña), la UE solo ha enviado el 32% de las mantas solicitadas por los estados de tránsito. Grecia pidió 26 ambulancias y 100.000 kits de primera respuesta para responder eficazmente a necesidades sanitarias, le han concedido 2.000 kits y ni una ambulancia. Además, sus centros de acogida se encuentran desbordados mientras voluntarios, ONGs y el pueblo griego hacen lo imposible por ayudar.

Dimitris Avramopoulos, Comisario Europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía estuvo en el campamento de Idomeni, al igual que distintos eurodiputados y celebridades. Acompañado por expertos de la Comisión que está apoyando a las autoridades griegas en el terreno, parecía que su visita iba a cambiar la situación pero sigue igual de estancada. Idomeni simboliza el  fracaso del sistema. Un campamento pensado para dos mil personas, se amplió para cuatro mil, y en él ahora sobreviven cerca de diez mil quinientas de forma infrahumana y expuestos a todo tipo de enfermedades.

A primera hora de la mañana Médicos Sin Fronteras ha tenido que asistir a decenas de personas por palizas de la policía militar de Macedonia, que ha gaseado y cargado contra los refugiados. Ha habido desmayos, caos, desesperación. La ONG informa que han sido rodeadas por la policía, les han robado sus objetos de valor y les han golpeado con barras de metal mientras trataban de cruzar la frontera, tienen fracturas y contusiones severas. La frontera está cerrada pero muchos lo siguen intentando. Informan también que trece de sus pacientes fueron llevados a un edificio abandonado y golpeados por la policía desde las cuatro de la tarde hasta la noche de ayer. Advierten además que cuando la ruta de los Balcanes estaba abierta sus equipos vieron muy poca violencia por parte de las autoridades, y que esta seguirá aumentado en tanto que las personas estén más desesperadas. Grecia se moviliza con los recursos que tiene, el ejército estaba levantando al mediodía 600 tiendas cerca de Idomeni.

La primera voz de alarma saltó a la una de la mañana, comenzaban a vaciar campamentos trasladando a los refugiados al puerto de Mitilene (Lesbos) para llevarlos a Nea Kavala, al norte de Grecia, cerca de Salónica, presuntamente para deportarlos. En las primeras catorce horas del día han evacuado a más de 2.500 personas que estaban en islas del Egeo. La portavoz del gobierno griego para gestión de refugiados, Kyritsis, asegura que los trasladados van hacia puertos en la parte continental del país: Skaramanga (astilleros junto a Pireo, Atenas), Volos (centro de Grecia), Kavala (cerca de Salónica). Desde allí son transferidos a centros de acogida preparados por fuerzas armadas en Larisa (centro del país), Filipiada y Ioannina. La portavoz griega dice que esta evacuación acelerada de las islas tiene como fin: “poder utilizar las instalaciones de acogida de las islas para las necesidades del procedimiento previsto en el acuerdo de la UE y Turquía”. Mientras tanto llegan a Nea Kavala migrantes desde Moria, Kara Tepe y Mitilene en buses y con personal de ACNUR sin el distintivo. A los pakistaníes en Moria los han sacado arrastrándolos por los pies, ya no queda duda de que es un movimiento forzado. Llegaba información de voluntarios ingleses en el terreno a las tres de la mañana: “Cientos de personas son llevadas desde Lesbos hasta Kavala, a nadie les han sido explicados sus derechos legales, no hay ninguna oficina de asilo en Kavala.” No dejan de llegar refugiados al puerto de Lesbos en éxodo de película. “Los llevan a Kavala y allí a centros de internamiento militares para que no vayan a Idomeni” asegura otra voluntaria de una pequeña organización, SOSRefugiados. Esto no sólo es éticamente vergonzoso sino ineficaz, buscarán nuevas rutas, esta gente no se dejará tratar como ovejas a las que devuelven a un redil en llamas.

Mientras tanto, había otros focos que calmar esta mañana. Equipos de Médicos Sin Fronteras y Greenpeace asisten a 150 personas para llegar con seguridad a la orilla después del hundimiento de su bote. La fragata Numancia asiste a 650 personas frente a las costas de Libia, y la Guardia Civil y Marruecos devuelven a 300 personas que saltan la valla de Melilla.

Ahora leed un libro de Geografía de la ESO, dice que la UE la formamos países de asilo. País de asilo: es un lugar al que se puede ir en busca de seguridad. Dar asilo significa ofrecer protección en un país seguro a personas que en el suyo están en peligro.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s