«El escándalo Ted Kennedy es tensión, suspense, verosimilitud, incomodidad y un humor algo retorcido interpretado por los abogados y gestores de crisis que encauzan el futuro inmediato de Ted»

Esta película arroja un foco de humanidad a la leyenda de la maldición Kennedy, lo más parecido que tiene Estados Unidos a una familia real. El mito de Camelot, los años 60. El glamour de Jackie haciendo de embajadora del legado familiar, el dolor de Ethel al vivir como viuda de la nación y madre de 11 hijos. Aunque lo más destacable del largometraje es la construcción detallada de las figuras patriarcales, así como de escenarios y vestuario.

Bruce Dern como Joseph Patrick, cabeza de familia y embajador de Estados Unidos, comunica casi únicamente con la mirada. Su aparición viene pasado el accidente, con él nace un ritmo que atrapa al espectador para retenerlo al borde del asiento. De pronto, la narración audiovisual cobra interés, cadencia, músculo. Da la sensación de que esta es la verdadera intención de El escándalo Ted Kennedy, esbozar los hechos que siguieron al incidente, ver a través de las declaraciones y estrategias políticas que hicieron de cortina de humo.

Clarke encaja en su papel acercándose a Edward Kennedy con integridad y cuidado por el detalle, sin grandes gestos. Mostrando así un profundo respeto hacia el senador, más allá del personaje histórico, abordándolo también desde la cobardía, el miedo y la arrogancia.

Este biopic es tensión, suspense, verosimilitud, incomodidad y un humor algo retorcido interpretado por los abogados y gestores de crisis que encauzan el futuro inmediato de Ted. Tiene cierta esencia de documental pues cuando la película llega a término se intenta tomar el pulso a la población tras Chappaquiddick, demostrando que el apoyo público a Kennedy era bastante fuerte. Sin tener grandes giros de guion, y a pesar de conocerse el final, no pone las cartas sobre la mesa desde el principio.

El espectador agradecerá no ser bombardeado por datos históricos sino sumergido en una narración bien hilada y contextualizada, condenando a Kennedy sin convertirlo en una caricatura. Aunque deja un regusto amargo pues el pasado sigue ejerciendo un misterio velado en torno a los acontecimientos. Esta película le otorga mayor importancia al análisis de las consecuencias desde todas las aristas; es decir, desde los ámbitos legal, político, de opinión pública y familiar, centrándose en el padre y la esposa de Ted. Un examen escrupuloso que trabaja con cuidado el tratamiento de personajes mientras administra a cuentagotas momentos de thriller.

Otras obras similares son Jackie (2016), Los Kennedy (serie 2011), Parkland (2013) o El mayordomo (2013).


Sinopsis La vida de Ted Kennedy y su carrera política se descarrilaron después de un fatal accidente automovilístico en 1969, en el que el coche que el conducía se precipitó desde un puente a un lago y en el que perdió la vida su joven secretaria de campaña, Mary Jo Kopechne.
País Estados Unidos
Dirección John Curran
Guion Taylor Allen y Andrew Logan
Música Adam Witzie
Fotografía Maryse Alberti
Reparto Jason Clarke, Kate Mara, Bruce Dern, Ed Helms y Jim Gaffigan
Genero Drama
Duración 107 min.
Titulo original Chappaquiddick
Estreno 21/09/2018

CALIFICACIÓN6.5

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s