Habituada al miedo

Era viernes. La semana pasada, en el metro de Madrid. Línea 9, 4:15 de la tarde y yo más cargada que un animal de arrastre con mi mochila, el bolso y la bolsa del portátil. Iba hablando por teléfono con mi madre porque, tonta de mí, había confundido de semana los billetes de bus. En frente había … Sigue leyendo Habituada al miedo