«Mowgli: La leyenda de la selva tiene un planteamiento fluido y un cambio en la concepción del tono hacia algo más realista y serio»

Después de años de atrasos y demás dificultades, Netflix estrena Mowgli: La leyenda de la selva en su plataforma el 7 de diciembre, después de que Warner Bros decidiera vender los derechos. Es una adaptación ambiciosa y más fiel del clásico El libro de la selva (1894), de Rudyard Kipling, nacido en la India Británica.

Gracias a esta amplia reinvención de los clásicos de Disney, se aborda la leyenda con mayor profundidad psicológica. Además, contiene una estética de oscuridad permanente y una ética tolerante e integradora, pues transmite un mensaje de respeto a la naturaleza, y los valores y creencias de los demás. Es una historia atemporal, contada de una forma más realista, madura y astuta.

Las composiciones visuales vistosas son el gran interés de
Mowgli: La leyenda de la selva, sobre todo los planos generales y abiertos. Además, tiene un planteamiento bastante fluido y un cambio en la concepción del tono y estilo hacia algo más realista y serio, la narración audiovisual tiene detrás un buen estudio social sobre la política de la selva, y cómo afecta a las criaturas animadas y su visión de los humanos.

Otro elemento que funciona bastante bien son los personajes, concretamente los animales animados, pierden algo de encanto respecto a la película original pero a cambio adquieren un carácter con más relieve. Aunque la técnica de captura de movimiento debe desarrollarse algo más, la mezcla está bien conseguida.

El reparto está liderado por Rohan Chand, quien interpreta a Mowgli de forma brillante, entendiendo claramente el carácter del personaje. Lo acompañan voces de grandes actores como Benedict Cumerbatch, quien da vida al tigre Shere Khan, Christian Bale a la pantera Bagheera  y Cate Blanchett a la serpiente Kaa. El reparto humano concluye con Mathew Rhys y Freida Pinto hacia la segunda mitad del filme, donde se han tomado ciertas licencias narrativas. Aunque se mantienen fieles a la historia y el concepto original.

Tras El libro de la selva (Jon Favreay, 2016) -otra película de live actionmás encantadora y musical con la que Disney cosechó bastante éxito-, y el fracaso de otra apuesta por la misma historia con El libro de la selva: La aventura continúa (1994); esta versión de Netflix plantea un enfoque bastante acertado. Se aleja del cartoon musical, aunque no de la animación, en tanto a la elaboración de localizaciones y animales. Así adquiere un tono más serio.

El director, Andy Serkins, es conocido por interpretar a Gollum en las trilogías de El Señor de los Anillos y El hobbit gracias a la captura de movimiento. El guion está escrito por Callie Kloves (Gangster Squad, 2013) y la música ha sido compuesta por Nitin Sawhney (Una razón para vivir, 2017). Además, el director de fotografía es Michael Seresin (La guerra del planeta de los simios, 2017; Harry Potter:

 El prisionero de Azkabán, 2004).

________________________________________________________________

Sinopsis Un niño huérfano, criado por los animales en la selva, tiene que decidir su destino mientras se enfrenta a un peligroso enemigo y a sus propios orígenes humanos.
País Estados Unidos
Dirección Andy Serkis
Guion Callie Kloves
Música Nitin Sawhney
Fotografía Michael Seresin
Reparto Rohan Chand, Benedict Cumberbatch, Christian Bale, Cate Blanchett, Naomie Harris, Andy Serkis, Freida Pinto, Eddie Marsan, Jack Reynor, Matthew Rhys, Tom Hollander, Peter Mullan
Género Aventuras
Duración 104 min.
Título original Mowgli: Legend of the Jungle
Estreno 07/12/2018

CALIFICACIÓN7

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s