Estados Unidos acude al Comité de Seguridad tras recibir ataques cibernéticos con resultado de la muerte de varios civiles. La misión del comité es preservar la paz internacional, aunque Rusia y China no suscriben el control de la seguridad internacional en la World Wide Web ya que priva de derechos individuales, tema donde ambos tienen vasta experiencia. La República Popular aprovecha la primera reunión del Consejo de Seguridad para atacar a estas tres potencias y miembros permanentes, acusándoles de usar ataques como el 11-S o Charlie-Hebdo para invadir países más débiles.

Aunque no se tiene constancia del autor de los ataques, uno de los argumentos para abandonar el tema ha sido que solo los ha recibido Estados Unidos, por tanto es un tema nacional y debe solucionarlo el país. Varias delegaciones han compartido el pensamiento de la potencia americana: creen que se debe establecer unas medidas comunes ante esta brecha en la seguridad internacional.

Ucrania ha atacado a Rusia de ciberterrorismo tras informar que entre 2015 y el presente entraron ilegalmente en el circuito de centrales eléctricas, dejado sin electricidad a 280 mil personas. Uruguay recomienda a Estados Unidos como protección “que se bajen el Panda, que está a 41’99$/mes y utilicen la presunción de inocencia antes de atacar a Rusia”. La delegación de Suecia responde: “Esto es más serio que el robo de la contraseña de Minecraft”. Francia retoma la seriedad del debate recordando que cuando se invadió Polonia en 1939 muchas potencias del Consejo creyeron que la crisis no iba con ellos, esperan que no se repitan errores del pasado.

China ha pedido que no se traigan problemas personales al Consejo de Seguridad, que implanten medidas eficaces y pongan soluciones, mientras que Rusia la arropaba enseñándole a Estados Unidos la diferencia entre el concepto problema internacional y nacional. También se han prestado a llamar a los norcoreanos para que hablen sobre los ciberataques sufridos durante la legislatura de Obama. El momento más puntero de Kazajistán ha sido un tímido afán de protagonismo, según los británicos, al proponer su capital como centro de reunión para la toma de decisiones del Consejo, sin prestar soluciones reales.

Hacia el final de la Sesión, Rusia ha comentado que Estados Unidos solo pretende recoger una regulación para establecer la guerra cuando ataquen su país, guerra preventiva, así podrían invadir países más pequeños y débiles. China no retiró sus palabras cuando se lo exigieron Francia, Reino Unido y Estados Unidos; les acusó de usar el 11-S o Charlie-Hebdo para invadir países de Oriente Medio y Asia, es decir, ejemplificó las palabras del delegado de Rusia.

Reino Unido denunció que China estaba usando tretas para desviar la discusión del asunto principal. Mientras que Francia preguntó al delegado de la República Popular si no tenía conocimiento de que el ataque a Charlie-Hebdo lo habían realizado terroristas contra los que ellos luchan, “a lo mejor estaban muy ocupados masacrando al pueblo del Tíbet para no ver las noticiarios internacionales, nacionales no porque no tienen libertad de prensa”.

El Presidente ha finalizado la sesión instando a las distintas delegaciones que se informen sobre ciberataques y su legislación, pues desde el pasado verano la ONU tiene a varios informadores sobre la materia. Hecho que desconocía la delegación de China.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s